ENTREVISTA ACERCA DE TALLER SUBVERSO. POR MARICELA GUERRERO

Giancarlo estuvo en el Antiguo Museo de la Poesía Contemporánea el 7 de junio, https://www.youtube.com/watch?v=5IbktfWqKdE, una lectura potente y generosa en la que la tecnología llamó la atención del poeta cuando se disculpó por haber leído esos poemas con anterioridad o así quiero pensarlo: los poemas están para repetirse y quienes van a escucharlos esperan que así sea,  nos gusta escuchar una y otra vez los mismos versos, los mismos poemas como niños encantados. Giancarlo estuvo en DF, en Oaxaca, bailó en muchos ritmos posibles: bailó cumbias, bailar cumbias es una de las otras formas en que que suceden los poemas.

Además, el poeta peruano presentó Taller Sub Verso en la librería Wiser Books & Coffee, Yaxkin Melchy, editor del libro y Alejandro Tarrab comentaron el libro, que además se presentó con un video. Aquí las preguntas que le soltamos a quemarropa al poeta peruano con respecto de este Taller subverso  editado por 2.0.1.3. Editorial. 

1. Partamos de lo conocido, ¿Qué es un taller de poesía?

Un taller de poesía podría ser un espacio de mutación (de reinvención del proyecto humano, como lo manifestó Yaxkin Melchy en la presentación de Taller Sub Verso) a partir de experimentos con relaciones y herramientas que encuentras en los ambientes y situaciones que suceden en el multiverso in situ. Lo poético y lo político en el torrente de lenguajes son determinantes para que fluyan diálogos de construcción/destrucción. Debo aclarar que Taller Sub Verso, título del libro, no hace referencia a un taller de escritura, sino a un proceso que mediante acciones socializadoras expone múltiples posibilidades de ataque. Su naturaleza es más cercana a situaciones relacionadas con las artes visuales, como la performance o el videoarte. Recordemos que la poesía nació oral, como una performance, si decides imprimirla en el marco de un libro, creo que la búsqueda más básica es que trascienda ese formato para convertirse en espacial, en tridimensional, que su sonoridad rebote con ecos hipnóticos, y se sientan sus posibilidades.

2. ¿Hay un ideal de taller de poesía que pudieras describir?

Los espacios que escojas para “situacionar”, por ejemplo un taller, tienen mucho que ver en el desarrollo y en la conclusión del proyecto. No sé si tenga un ideal de taller de poesía, pero sí pienso en espacios en donde me gustaría desarrollar dinámicas que devengan en una obra común, pienso en espacios en crisis o para la crisis como el tajo abierto ocasionado por la minería: contaminación de lenguajes contra la contaminación del falso progreso. Espacios de riesgo, urgentes, con ambientes dañinos, lugares con olor a muerte, que te permitan una resistencia, una transformación y una ofensiva. Pienso en proyectos como la “Conferencia Poético-Radiactiva de Pripyat”, en Chernobyl, de Marcio André, “La Última Reyna” en Cerro de Pasco o el encuentro “Arte, industria y territorio” en las minas abandonadas de Ojos Negros en Teruel, de Luis Arribas.

3. ¿Por qué elegir el abecedario como estructura para un libro de poesía?, ¿qué es un abecedario?

El abecedario como estructura dentro de Taller Sub Verso es una ironía del lenguaje. Las letras en TSV realmente juegan como símbolos audio/visuales, onomatopeyas que te guían desde la precariedad del lenguaje visual hasta su transformación en el espacio.

4. Hay un discurso predominante instructivo—como de taller—de maestro que enseña un oficio que predomina en el libro, ¿cómo haces para que ese tono no sea un tono autoritario, sino que justo subvierta o desvirtúe esas formas o las lleve por otros senderos?

Taller Sub Verso tiene varios momentos y tonos según el volumen de la pregunta. Cada instrucción es un cuestionamiento que permite desarrollar relaciones biopolíticas. Dentro de estas relaciones puedes escuchar solicitudes urgentes o ser parte de dinámicas que se podrían comparar a sesiones BDSM(como el poema B), donde los participantes asumen roles voluntarios de sumisión. El lector es el espacio sexualizado y dejará de ponerse en la posición del que no sabe.

5. ¿Qué entraña esa subversión? ¿Cuáles son las estructuras que según la lógica del libro merecen subvertirse?

Estructuras hegemónicas y normativas, en el campo político, cultural, ecológico, sexual y económico.

Es inútil negar las lesiones

 

6. ¿Cuál es la propuesta utópica, orgánica, tecnológica, maquínica que ofrece Taller subverso?

La propuesta va desde la utopía de la liberación en comunidad, mediante procesos participativos que desarrollen relaciones, microeconomías, mitologías y diversas tecnologías sexuales, hasta la exposición de estéticas híbridas, elásticas, disfuncionales. Tu error está en querer una calificación por haberte comido al anterior mutante.

7. Danos algunas claves sobre el siguiente verso “Yo soy mujer por estrategia política”.

La categoría de mujer u hombre te es impuesta desde el nacimiento gracias a una estrategia de poder político, para vincularte con una serie de órdenes o características para controlar tus comportamientos sexuales. Este verso, que es una apropiación/transformación, es una abreviación del origen de las violencias de género. Entonces de otra forma, lo podríamos decir como lo dice Beatriz Preciado: “No hay diferencia sexual, sino una multitud de diferencias, una transversalidad de las relaciones de poder, una diversidad de las potencias de vida”.

8. ¿Cómo imaginaste que sería el proceso para escribir este libro?

Este libro también es una especie de post-guión de una serie de acciones que realizamos a partir de pequeñas revoluciones en dimensiones fractales. Infinitas posiciones de lenguas. El proceso se desarrolló en una comunidad en el Centro de Lima, en donde, desde un determinado ángulo, todxs se vuelven cyborgs pornostars.

9. La edición es espléndida, ¿cómo se establece la relación entre el editor de libros de poesía, los libros mismos y el poeta?

Creo que las relaciones principalmente están articuladas por un ritual de amor. Yaxkin Melchy, editor de 2.0.1.3 Editorial, y toda su banda, Andes, Daniela, Calavera, realizan un trabajo maravilloso, sus ediciones son objetos de arte, cada libro es único, distinto al otro. Las editoriales de poesía se mueven principalmente por esa lógica, son pequeños bastiones de resistencia que han creado un sistema de producción basado en el amor.

10. El video de la presentación es muy plástico y establece conexiones muy sugerentes entre la carne, el color, lo orgánico y lo tecnológico, cuéntanos cómo trabajaste con el videoasta.

Es interesante que el Meme (Alejandro Gómez-Arias), realizador del vídeo, y Alejandro Tarrab en su presentación del libro, coincidieran en vincular Taller Sub Verso con las pinturas de Francis Bacón. En el vídeo la asociación es evidente, pues fue realizado con el registro de datos de interacciones con pedazos de carnes, mediante la tecnología del kinet, mientras que yo solicitaba acciones. El resultado fue una especie de animación orgánica espacial a partir de los poemas A, B y S. Fue inspirador trabajar con el Meme, nos divertimos mucho en el proceso, para él fue fácil entrar en comunión con los poemas, además el trabajo fluyó naturalmente pues la temporada que estuve en DF, vivía en su casa, entonces el proceso se volvió cotidiano, cada mañana en el desayuno y en las noches en la hora del mezcal leíamos los poemas y discutíamos acerca de las posibilidades de la migración de formato. También debo de agradecer a Silvia y a José Luis, alumnos del Meme que decidieron en medio del proceso integrarse a la construcción de las situaciones con la carne.

Anuncios